Agresividad en el Plato I: Primeros pasos.

Introducción

Últimamente he pensado mucho acerca de la agresividad en el plato y en cómo definirla en base al porcentaje de swings que realiza un bateador. En este post hago un análisis inicial de cómo algunas métricas de bateo se perjudican del número de swings que hace un jugador a lo largo de una temporada.

Desarrollo

Tengo días pensando en cómo en como el número de swings que realiza un jugador puede perjudicarlo. Es decir, si un jugador trata de conectar más la pelota, entonces su cantidad de swings fallidos se incrementará. Si falla más swings, entonces probablemente tendrá más ponches y en cuanto más ponches tenga, menos apoyara a su equipo.

También he pensado que mientras menos swings haga un bateador, este probablemente obtendrá más bases por bola y/o se ponchará menos. Esto ya que el no hacer swing y esperar un lanzamiento más adecuado, es en mi opinión sinónimo de paciencia, serenidad o qué sé yo.

Ahora bien, no podemos negar que existen situaciones en las cuales el bateador tiene más presión que otras. Corredores en posición de anotar, juego empatado y partidos de playoff por mencionar algunas. Sin embargo el número de ocasiones en las cuales un jugador se encuentra en situaciones de presión son entre otras cosas subjetivas y dependientes del contexto. Subjetivas debido a que cualquiera podría definir infinitas situaciones basado en su criterio. Contextuales ya que basado en el orden el bat(o cualquier otro factor), un jugador puede estar en más o menos situaciones de presión.

Debido a esto, creo que una buena manera de medir (al menos inicialmente) la agresividad o la impaciencia de un bateador es por medio del número de swings que realiza en el primer lanzamiento de sus turnos al bat. Este enfoque me parece sencillo y realmente creo tiene sentido. Tan sólo piénsalo, ¿Cómo vas a comprar algo sin siquiera negociar? Y más sabiendo que quien te lo vende te quiere joder. 

Esto último no significa que un pitcher no esté libre de cometer un error o poner una bola buena en el primer lanzamiento. El pitcher también tiene presión sobre sus hombros durante un juego. Sin embargo dudo ( no puedo comprobarlo por ahora) que cada primer lanzamiento enviado al plato durante un turno al bat sea un lanzamiento erróneo o digno de conectar. No obstante, lo que sí sé es que por cada vez que el bateador no llega a la base, el equipo ofensivo pierde un tercio de un inning y cierta probabilidad de anotar carreras. ¿Porque arriesgarlo todo en el primer lanzamiento?

Basta de palabrería, pasemos a los datos. A la izquierda se muestra el porcentaje de swings durante el primer pitcheo para los jugadores de la LIDOM de la temporada 2019. En el gráfico de la derecha, se muestra la misma métrica, pero únicamente para aquellos jugadores que tuvieron más de 60 turnos al plato(media de la población). Este último parece sumamente interesante ya que pareciera que hay dos corrientes de bateo: Una conservadora y otra más combativa.

Dividiendo la muestra de la derecha entre conservadores(% de swing 0.5) y obteniendo algunas métricas de bateo para estos estratos obtenemos lo siguiente:

Haciendo una prueba de hipótesis para la diferencia de proporciones entre conservadores y agresivos con un nivel de significancia de 0.5 para cada una de las métricas, podemos establecer como hipótesis nula y alternativa que la diferencia entra la proporción de conservadores y agresivos son cero y mayor a cero respectivamente. Con este enfoque se puede comprobar que:

  • Los jugadores que fueron conservadores obtuvieron una mayor proporción de bases no intencionales por strikeouts que los agresivos.
  • Los jugadores agresivos y conservadores tuvieron la misma proporción de hits, llegada a base y extra bases

Conclusión

Debemos ser muy cuidadosos a la hora de sacar conclusiones de esta investigación. Aún y cuando la proporción de bases no intencionales es mayor para aquellos jugadores que no hacen swing en el primer lanzamiento, esto no significa que todos los jugadores conservadores obtienen más bases por bolas, ni que todos los agresivos obtienen menos pasaportes. Debemos recordar que la habilidad de obtener bases por bolas dependen de múltiples factores que aquí no hemos considerado.

Deja un comentario